8 Consejos Para una Buena Escritura SEO

diseno-web-girona-mundo-ordenador
¿Qué hay en este post para ti?

Poder lograr tener la atención de un lector en el siempre apurado mundo actual se ha convertido en un gran desafío, sobre todo retener a los lectores de una página web.

Son sólo 8 segundos de atención que se tienen disponibles, ya no más los 5 minutos de antaño.

Un usuario apurado por saber si el contenido de la web realmente le interesa, a los 10 segundos estará pensando en el compromiso que lo aguarda en unos minutos o en los videos de perritos en tik tok.

El lector promedio (la mayoría) es impaciente y siempre en movimiento, podemos afirmar con total seguridad que en menos de 8 segundos no se lee el contenido, se escanea.

Sí, el lector escanea la web para ver si le interesa y entonces tomar la decisión de permanecer en ella o ir al siguiente resultado del buscador, si tenemos la buena fortuna de tener su atención entonces se quedará y eso es muy bueno porque le indica a Google que el contenido es relevante y merece subirlo de posiciones, es decir mejorar el SEO.

Y no sólo se trata de mejorar el SEO, lo más importante para el emprendedor es que podrá concretar la venta de su producto o servicio.

Escribir para la web tiene condiciones especiales porque el consumidor busca una respuesta a una inquietud. Si eres escritor o periodista, muchas veces esta forma de escribir puede parecer gramaticalmente errónea… y seguramente tienes razón.

Esto sucede porque el lector es impaciente y abandona rápidamente el sitio web sino encuentra lo que está buscando. No importa si escribes como un premio Nobel de literatura, el usuario web no lee, escanea.

Posicionamiento web: ¿Cómo crear contenidos que funcionen y mejoren mi SEO?

Aquí van 8 consejos que ayudaran mucho:

1 Debes conocer a quien te diriges, tu público objetivo.

Cuando los lectores ingresan palabras clave en un motor de búsqueda esperan que los resultados les brinden la información correcta.

Si hacen clic en tu sitio web y su contenido no resuelve el problema, tu competidor tiene la oportunidad de ofrecer la solución en tu lugar y así perderás dinero o promoción.

Debes conocer tu público objetivo, a quien te diriges: Pregúntate ¿Cómo es  mi modelo de consumidor? ¿Qué problema o necesidad satisface mi producto?

Empieza por conocer a quien te diriges, tu público objetivo

2. Separa lo que escribes por relevancia para el lector.

Si sabemos que sólo tenemos 8 segundos para retener al lector y potencial cliente, es muy importante que pueda evaluar los textos y comprender el contenido en ése cortísimo tiempo. Para esto debemos estructurar los textos de la siguiente forma:

  • En la parte superior, la primera que se ve, colocar la información más importante y destacada.
  • En el medio irá un contenido más concreto, específico o detallado.
  • Al final hay que mostrar toda la información complementaria adicional sobre lo que se ofrece en el sitio.

Por ejemplo, si estamos promocionando un curso de idiomas, lo primero que se mostrará son los detalles más importantes como ser la fecha de inicio, una breve descripción de la ventaja respecto a otros cursos y la duración.

Los detalles del contenido, su duración o como se organizarán los módulos de enseñanza irán en segundo lugar. Ya es contenido más específico y si el potencial alumno quedó interesado con el primer escaneo, los seguirá leyendo.

En tercer lugar irán los antecedentes de los profesores, su formación académica y detalles que respalden ante el usuario los motivos para elegirlos.

3. Prepara el texto para un rápido impacto visual.

Prepara tus textos para ser escaneados, no leídos… ¿acaso tú te pones a leer las webs palabra por palabra?

La inmensa mayoría de los lectores solo ojeamos la web por encima para ver si hay algo que nos interese de acuerdo a lo buscado. No nos detenemos demasiado en cada apartado.

Para que el “escaneo” funcione y retengamos la atención podemos hacer algunas cosas:

  • Hacer que se destaquen las palabras clave que nuestros lectores y potenciales clientes buscan.
  • Crear subtítulos para reforzar esas palabras-expresiones de forma clara y resumida.
  • Las viñetas en las listas son unas grandes aliadas, reducen la cantidad de palabras usadas y tienen un impacto visual muy positivo.

Siempre que estemos escribiendo tengamos en mente que nuestros lectores buscan alguna solución a sus problemas, hay que asegurarse de mostrar rápidamente las soluciones que proponemos.

4. Utiliza un lenguaje activo y ameno

Crear títulos o avisos directos y activos en lugar de frases pasivas, que muchas veces hasta son deprimentes.

Esto puede parecer imperativo pero no debemos olvidar que nuestros potenciales consumidores buscan soluciones a sus problemas, debemos mostrar que sabemos hacerlo.

Los visitantes no sólo buscan información sobre los productos o servicios, debemos mostrarles que somos los expertos en el tema.

Hay una gran diferencia entre escribir “espero que en nuestro local encuentre el colchón que mejor se adapte a usted”, a escribir de forma activa “1000 clientes nos elijen cada semana para tener un mejor descanso”.

¿Con cuál de las siguientes frases te sentirías más impulsado a tomar acción?:

  • “no dude en contactarnos sino encuentra el colchón que busca”
  • “Contáctenos y nuestro equipo le encontrará el colchón que más le convenga”

Un texto activo y directo sin duda es más efectivo, los expertos de marketing lo saben muy bien.

5. Usar palabras simples, cotidianas.

Para que tus lectores tengan la posibilidad de entender los que les quieres decir, debes escribir de forma simple y clara, que sea fácil de entender.

En su apuro, el visitante promedio lee casi al mismo nivel que un niño de 12 años.

Algo muy importante, hasta podría decir que es fundamental: escribir para humanos.

  • Evita tecnicismos o palabras rebuscadas, nadie quiere estar con un diccionario al lado para traducir y entender lo que estás diciendo.
  • Usa párrafos cortos, dos o tres oraciones es lo mejor. Resulta agobiante ver largos tramos de textos.
  • Debes utilizar un lenguaje “cercano” con el lector. Mejor el “tu” que el “usted”.
  • Dejar espacios en blanco entre los textos ayuda a no desalentar al lector si la información es extensa.
  • Centrarse en una información por párrafo.
  • Por lo anterior, no mezclar los temas.

6. Debes estar preparado para que tu visitante llegue a cualquier parte de tu sitio web.

Cada página debe estar optimizada y relacionada con todo el sitio.

Los visitantes pueden aterrizar en cualquier parte de la página, todo depende del tipo de búsqueda que hizo y donde lo mandó el buscador.

Todo el sitio web debe estar optimizado y pensado para ser visitado desde cualquier página.

Es recomendable crear los enlaces internos necesarios para poder navegar la web sin problemas, teniendo bien claros los botones para las llamadas a la acción.

7. Completar texto con medios.

Somos seres visuales, la inmensa mayoría percibe y evalúa el mundo por lo que ve y/o escucha.

Las imágenes, los videos o los gráficos muchísimas veces dicen más que miles de palabras, además que resultan infinitamente menos aburridos que un largo texto.

La elección de buenas imágenes estimula a los visitantes y ahí es donde colocamos los textos activos, cortos y también llamativos.

Una página web con buenas imágenes y textos simples son un gran imán para los consumidores.

8. Redacción SEO: pensar como un motor de búsqueda

La redacción SEO tiene una serie de reglas que hay que respetar, si quieres atraer clientes a tu sitio web debes pensar como un motor de búsqueda y hay cosas que le gustan y cosas que no:

  • Evitar el contenido delgado o escaso, el poco contenido no aporta buena información.
  • El contenido duplicado, aburrido o poco original es penalizado por los buscadores.
  • Utilizar palabras-frases clave que son las usadas por su potencial cliente.
  • Un contenido bien redactado, que aporte solución al lector es muy bien visto por los motores de búsqueda.

Luego de publicar tu contenido de buena calidad y optimizado para una buena experiencia del usuario, los motores de búsqueda utilizan sus algoritmos para evaluar si la información realmente es útil o relevante y así pondrá tu página en un lugar destacado… pero hay que tener un poco de paciencia.

Lograr un buen posicionamiento SEO es trabajoso y lleva tiempo.

Conclusión.

La creación de buenos textos SEO para tu sitio web puede parecer un poco complicado pero hay que desalentarse, siguiendo los consejos básicos anteriores seguramente lo lograrás y así podrás captar la atención del lector, con la posibilidad de transformarlo en un consumidor de tu producto.

Sobre Nosotros

Estamos enfocados en la continua cooperación con nuestros clientes manteniendo una constante comunicación, queremos que estén satisfechos.

El éxito de nuestros clientes también es el nuestro.

Últimos Posts

¿Necesitas un Buen Sitio Web?

Tenemos la mejor solución para incrementar tus ventas, nos adaptamos a tu presupuesto.